• Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens
  • Imagens

La empresa COMERCIO INTERNACIONAL DE MATERIAIS CONSTRUÇAO S.A, conocida como CIVAL, mantiene una estrecha y fructífera relación con Saint-Gobain Transformados como distribuidor de los Paneles ACH en Portugal desde el año 2002.
El personal humano, técnico y comercial de CIVAL, dispone de una excelente preparación profesional para la consolidación de la marca ACH en el mercado de Portugal. Posee además un amplio conocimiento de los productos, de su montaje y participa activamente en la búsqueda de soluciones constructivas enfocadas a la satisfacción del cliente en cualquier tipo de proyecto que conlleve un soporte técnico importante desde el comienzo.
CIVAL ha desempeñado con muy buen nivel de eficacia sus servicios adaptándose de forma sobresaliente al funcionamiento y procedimientos de la fábrica de SGT, asumiendo sus responsabilidades ante cualquier incidencia.
Por todo ello, consideramos a CIVAL un excelente colaborador y representante de nuestra empresa en Portugal, y esperamos poder seguir en esta línea durante muchos años.

Mario Vaquero
Saint-Gobain – Transformados, SA
 
© 2019 Cival - Comércio Internacional de Materiais de Construção, S.A.
RocketTheme Joomla Templates